Como sabrán, AMO el maquillaje multifuncional. Aquí mi impresión.

Me encanta que un producto sirva para varias cosas a la vez, por varias razones: nos simplifica la vida y ocupa menos espacio en nuestro cosmetiquero. Una vez más, Yves Saint Laurent nos sorprende con el lanzamiento de Kiss&Blush. Acá les cuento por qué esta maravilla se convirtió en un imprescindible en mi cartera.

Soy honesta, cuando vi el producto me encantó, pero al mismo tiempo me asustó. A nadie le gusta maquillarse y quedar con un efecto “pegote”,jajajaj,pero obvio, me animé a probarlo. Primero, lo usé como labial y me encantó el color con acabado mate.

Luego, cuando ya me sentí más confiada hice la prueba como blush y quedé maravillada. De verdad es increíble, ya que el aplicador patentado como “tesoro oculto” se adapta para deslizarse perfectamente en los labios y para permitir la cantidad óptima para aplicar en las mejillas.

Tiene una textura muy agradable, además, aporta destellos de luz con acabado mate. Es como un lipgloss, pero sin el acabado pegajoso. Otro punto a favor, es su duración – hasta 6 horas sin retoque- y como si fuera poco, aportan mucha hidratación a los labios. Amo la paradoja de  humectación y acabado mate al mismo tiempo.

Yo probé el número 1 y el número 4. Son tonos completamente distintos, pues el primero es más fucsia y,por lo general, lo uso más en la noche para dar el aspecto de estar maquillada, pero no en exceso. En cambio, el número 4 es más naranjo y es más para el día a día, ya que se asemeja, a mi gusto, a la gama del nude.

Ahora bien, cada tono se utiliza según la ocasión y lo que queramos trasmitir. El #1 también lo usé un día de trabajo, sólo  que apliqué menos cantidad. Con el #4 hice lo mismo, sólo que como quería que se notara más apliqué más cantidad para usarlo en un maquillaje nocturno.

El producto es un híbrido entre un color de labios y rubor, esta innovadora fórmula aire batida permite una aplicación inmediata en ambos sectores. Con un acabado mate luminoso, el color es fácilmente construible desde un aspecto suave y natural hasta un look sofisticado más intenso.

¿Cómo aplicarlo?: Coloca con el aplicador  producto en tus labios. Luego, aplica una cantidad en tus mejillas y mezcla con los dedos para un maquillaje más suave. Si quieres, puedes usar una esponja también. Si buscas un acabado más intenso, aplica una segunda capa. Puedes mezclar y combinar dos tonalidades en los labios y las mejillas y viceversa.

Acá les dejo un “lookbook” de diversas ocasiones en que los utilicé.

También les dejo un vídeo.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *