¿Es suficiente la protección solar? ¿Cómo prevenir y combatir? ¿Qué productos  usar? Conoce aquí las respuestas.

Si bien sabemos que en verano debemos aplicarnos protector solar, siendo lo correcto usarlo todo el año en  forma diaria, investigaciones científicas han demostrado que ni el mejor fotoprotector es capaz de proteger de forma total, solo alcanza a cubrir el 55% de los radicales libres producidos por los rayos ultravioleta,  por lo que es necesario complementar su uso para combatir el fotoenvejecimiento.

“El envejecimiento se va dando de acuerdo a la edad y es un proceso natural del cuerpo, de cualquier órgano, incluida la piel. Cuando a este proceso se suman factores externos como el daño que provoca la exposición continua a los rayos ultravioleta, hablamos de fotoenvejecimiento. La exposición solar y el tabaquismo, son los principales responsables de desencadenar muchos de los cambios en la apariencia de la piel, generando un envejecimiento prematuro e incluso la aparición de un cáncer de piel.” explica la Dermatóloga Dra. Katherine Barría, de la Clínica Rejuvenece.

La base para mantener la calidad y salud de la piel es la prevención y un tratamiento especifico. Es necesario complementar la acción del protector solar con un adecuado programa de cuidados de la piel, además de un estilo de vida saludable y una dieta equilibrada. La especialista en Dermatología estética,  Dra. Katherine Barría, explica que hay diferentes cosmecéuticos para prevenir y tratar el envejecimiento cutáneo. Estos son moléculas que están en un intermedio entre productos cosméticos y médicos.

Entre ellos, están los antioxidantes, siendo los más importantes para la piel, la vitamina C y E. Estos ayudan a proteger y regular los daños por radicales libres producidos por la radiación ultravioleta. Es necesaria la administración tópica de la vitamina C ya que sólo el 8% de esta vitamina llega al organismo a través de la alimentación.

Otra molécula, son los péptidos, que son una familia de productos dirigidos a optimizar el funcionamiento y comunicación de las células de la piel. De esta manera, se optimiza el metabolismo, la producción de colágeno y ácido hialurónico por parte de la piel, y regular la comunicación con las pequeñas fibras musculares en contacto de la piel, ayudando a combatir las arrugas de expresión. Esto es muy importante, ya que en el fotoenvejecimiento hay una desorganización de las fibras colágenas y elásticas de la piel, alterando la arquitectura de la piel.

Sueros de eficacia clínica

La línea Cell Skin Lab, certificados por la National Cancer Institute USA, presentan productos que contienen vitamina C y E, peptidos y retinol,  que son la base para complementar la prevención y tratamiento  fotoenvejecimiento debido al daño por  UV, ayudando a disminuir el riesgo de contraer cáncer de piel y la aparición prematuras de arrugas.

Serum 15 pertenecen a la línea de prevención y tienen una concentración de L-Ácido Ascórbico (vitamina C) de un 15% que es la formulación exacta para entregar reales beneficios a la piel, es apto para pieles normales a grasas y ayuda disminuir la apariencia de líneas finas, mientras que C+E es una combinación de ambas vitaminas que previene arrugas y es perfecta para pieles secas y maduras. Para corregir existe Recover-Ol que contiene Retinol y para estimular la piel, está Peptivel Q, que contiene péptidos. La presentación en suero de Cell Skin Lab permite una óptima penetración hasta la dermis, donde ejerce su verdadera acción.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *