Con solo presionar revela todo el poder luminoso y refrescante.

Miracle Cushion,es la primera esponja de aire Lancôme impregnada de una fórmula sorprendente, es una esponja de fondo de maquillaje, creadora de buen aspecto.

Este cojín esponja, flexible y mullida, se oxigena mediante miles de orificios de aire que permiten optimizar la absorción de la fórmula. Sus grandes alvéolos están pensados para que cada uno pueda albergar una cantidad importante de fluido, liberando la dosis justa en cada aplicación. Esta toma de aire ofrece una fórmula siempre homogénea, en movimiento y ultraligera, con cada presión del aplicador sobre la almohadilla.

Es fina y sedosa como un suero, tiene una alta concentración en agua y es rica en aceites volátiles, una asociación fuente de frescor e hidratación. En la piel se evapora en un escalofrío deliciosamente helado para dejar solo un velo de color corrector y un soplo de frescor intenso.

Pensada tanto por su resultado como por sus beneficios, sus ingredientes han sido cuidadosamente seleccionados, entre ellos el extracto de aguja de pino y la adenosina. Por otro lado, su polímero se fusiona con la piel para vestirla de suavidad y comodidad pero también de una larga duración durante todo el día.

Este disco liso, especialmente diseñado para conseguir una afinidad total con la textura, definitivamente no es como los demás. Gracias a su composición de poliuretano, retiene con delicadeza la dosis justa en su superficie, por lo que no hay ningún riesgo de liberar demasiada materia al aplicarlo. Es de tacto aterciopelado y de fineza extrema y administra solo el fluido necesario, restituyendo todo el frescor. Permite un nuevo gesto de aplicación con una facilidad inesperada. Independientemente del momento o del lugar, nómada, Miracle Cushion se adapta.

La esponja, el fluido y el aplicador han sido concebidos en sinergia con un objetivo a priori inalcanzable que ha sido conseguido con virtuosismo: refrescar la piel. En cuanto llega a la epidermis, la evaporación de una parte del agua y de las sustancias volátiles de la fórmula hace que descienda de inmediato la temperatura de la superficie de la piel de 2,3 °C*. Al aplicarlo es puro asombro. Más que una sensación de frescura, un momento de bienestar. Mientras que una aplicación textura en el dedo aporta calor a la piel, el aplicador de Miracle Cushion compuesto de poliuretano, conocido por su capacidad de aislamiento térmico, ayuda a conservar esta sensación de frescor. La unión de esta esponja aérea con la fluidez de la fórmula y la finura del aplicador permite una aplicación de la textura en una capa fina, para favorecer la evaporación de los complejos volátiles.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *