Una nueva fragancia fresca que reencarna la herencia de la flor original de Kenzo desde el año 2000. 

Una fragancia floral con un toque fresco, chispeante y femenino, inspirada por una rara flor de amapola blanca, se abre con una mezcla de notas acuáticas y flor de jengibre . La flor de peonía rige el corazón de la composición, mientras que en la base cuenta con el sensual almizcle blanco.

Este perfume es creación del reconocido perfumista Alberto Morillas. La personalidad luminosa de esta edición también se refleja en el diseño del frasco clásico, pero esta vez con toques blancos, coronada con una presencia pura y radiante.

Una amapola crece, se expande y permanece suspendida, como colocada en su torre de cristal. Tocada por la gracia, la torre se inclina un poco. Serge Mansau infunde a este ramo etéreo una audaz sencillez.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *