Si me leen hace algún tiempo sabrán que soy un poco obsesiva con los aromas.

En realidad, no sé si obsesiva sea la palabra exacta, más bien diría que soy un tanto sensible a ellos, por eso, cuando prueba un perfume, me gusta “adueñarme” del aroma y ver cómo me funciona. Kenzo, me invitó a probar Kenzo Jeu d’Amour y acá les cuento mi impresión. Esencia de feminidad, es lo que propone esta fragancia, la cual es un concentrado de sensualidad. La verdad, es que Kenzo persé es bastante sensual, entonces, no podía ser de otra forma, pero el nuevo perfume explora todas las facetas del juego amoroso, ya que por medio del olfato, invita a jugar, sonreír, seducir, provocar, sorprender, apostando al juego del amor.

La fragancia es una creación de los maestros perfumistas Daphne Bugey y Christophe Reynaud, que han utilizado para su elaboración té, granada y mandarina roja como notas de salida, y fresia y nardo – considerado en la India como la flor de la sensualidad por excelencia -, en las notas de corazón matizadas por los acordes amaderados del sándalo.

Es una fragancia bastante agradable para mi gusto porque es de esa clase de aromas cítricos con un dejo dulce, pero que no hostigan, De hecho, todo lo contrario, hace que uno lo sienta como su aroma. De algún modo, también percibo que la marca se reinventó con esta apuesta, ya que sale de lo que habitualmente conocemos de Kenzo, que son aromas 100% florales. Es más bien de aroma ligeramente dulce, en donde las maderas aparecen de forma discreta, las notas frutales son delicadas y el aroma floral es el predominante, pero de manera sutil. Es un aroma sofisticado, juvenil y todo terreno, ya que puede ser una buena opción para el uso diario y, también puede ser utilizado en una ocasión especial sin problema alguno.

El packing hace alusión completamente a la sensualidad que pregona el perfume, ya que Karim Rashid se inspiró en los labios rojos, generosos, picantes y tentadores de Louise Bourgoin, protagonista de la campaña publicitaria, para realizar el visual del empaque. La botella es bastante femenina y alude, de algún modo, al cuello de la chica sexy que busca Kenzo. Puedes encontrarlo en las multitiendas del país a un precio referencial de $55.990 los 50 ml.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *