The Fragance Foundation France es una organización sin fines de lucro, que busca desarrollar los mejores talentos y creatividad.

Además, organiza los Fifi Awards, ceremonia en la que se otorgan premios a los mejores perfumes del mercado francés por su temática, comunicación, calidad, etc. Este año, Black Opium la nueva fragancia femenina de Yves Saint Laurent recibió dos premios: Mejor Fragancia Año 2015 y Mejor Campaña de Publicidad en Distribución Selectiva.

Eddie Campbell, la modelo británica es la perfecta representación de Black Opium, ya que reúne todos los atributos y cualidades de una mujer Yves Saint Laurent. Es elegante, tiene un espíritu libre, juvenil y rockero.

La fragancia  es la reinterpretación contemporánea de la adicción, siendo el primer café floral de la marca. Rompe todos los esquemas de una clásica fragancia, jugando con la intensidad que surge del encuentro entre la oscuridad y la suave luminiscencia, lo que es totalmente subversivo. Posee unas notas de salida que despiertan los sentidos, gracias al toque del café, y que se suavizan y se vuelven más femeninas en contacto con las flores blancas, el jazmín Sambac y el absoluto de flor de azahar, hasta convertirse en una auténtica adicción al final, enardecida con la deliciosa vainilla y las notas amaderadas del cedro y del pachulí, que le confieren a su estela toda la opulencia, profundidad y misteriosa elegancia.

El packing es intensamente urbano. La botella tiene un acabado mate con brillo negro. En ella destaca su anillo en el medio que nos muestra el líquido de la fragancia con el logo de la marca. Además, su nombre es sobre tomar riesgos (Black-  como la seda de un smoking, es un color que no es color y Opium- sinónimo del sentido de misterio, de lo ilícito, sin límites y profundo), nombre que es a la vez moderno y elegante.

Respecto a los perfumistas creadores, los 4 entregaron un toque distintivo a la fragancia. Natalie Thorson creó el acorde de café negro, Marie Salamagne transporta la idea del rock con las notas crispys y de pera con un toque de pimienta, Olivier Cresp enfocó la adicción natural a la fragancia y Honorine Blanc trabajó con flores blancas para convencernos de su idea sobre la luminosidad.

La campaña muestra a una mujer que se despierta en mitad de la noche en un rascacielos. Las  sábanas arrugadas del otro lado de la cama revelan la ausencia del hombre con el que ha pasado la noche. También ha desaparecido un objeto de gran valor que desesperadamente busca en su mesa de noche.

Un misterio que logró cautivar el mercado.

1Pingbacks & Trackbacks on #Fragancias: Black Opium by YSL brilló en Fifi awards 2015

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *